Entrevista en ABC sobre sordera y vértigo

Entrevista realizada al Dr. Denia Lafuente sobre el trabajo que se está realizando en la Unidad de Sordera y Vértigo del Hospital de Nuestra Sra. del Rosario de Madrid.

Entrevista en ABC sobre sordera y vértigo

ENTREVISTA: DR. ANTONIO DENIA LAFUENTE, Otorrinolaringólogo, especialista en Otología y Otoneurología. Unidad de Sordera y Vértigo, Sanatorio Ntra. Sra. del Rosario, Madrid

“Los problemas del oído deterioran nuestra calidad de vida, pero hay muchas alternativas para evitarlo”

La Unidad de Sordera y Vértigo del Dr. Denia Lafuente es el resultado de una experiencia de más de 25 años dedicados específicamente al estudio, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de la audición y del equilibrio. Reúne todos los medios técnicos y humanos necesarios para ofrecer a sus pacientes la información y las opciones de mayor actualidad en relación al tratamiento de dichas alteraciones. Profundizamos en ello en la siguiente entrevista.

Dr. ¿Por qué una Unidad de Sordera y Vértigo?

El oído incluye los órganos de la audi- ción y del equilibrio. Dada su proximidad y estrechas relaciones fisiológicas, ambos órganos están expuestos a ser lesionados por una misma causa. Esta es la razón por la que muchos pacientes consultan por am- bos tipos de alteraciones asociadas (sordera y vértigo). De ahí la necesidad de crear una unidad donde pudiéramos estudiar estos problemas tanto de forma aislada como conjuntamente.

¿Exactamente qué es el mareo, qué es el vértigo? ¿Qué sintomatología presenta?

La palabra mareo es un término ines- pecífico que se utiliza para describir una amplia variedad de sensaciones que los pacientes nos refieren más específicamente como vértigo, desequilibrio, sensación de caída, sensaciones imprecisas de cabeza vacía, flotar, embotamiento etc. El vértigo es la sensación de mareo más frecuente y suele acompañarse de náuseas y vómitos.

Un cuadro de vértigo puede responder a diferentes causas ¿Cómo se determina su origen?

El vértigo suele ser consecuencia de enfermedades del oído interno que afectan al laberinto: infecciones, traumatismos, enfermedad de Menière, litiasis laberíntica etc. Sólo un estudio minucioso nos permite re- alizar el diagnóstico y aplicar el tratamiento más adecuado. Este estudio incluye desde la historia y exploración clínica pormenorizadas a pruebas computarizadas de la función laberíntica, del equilibrio, de la audición y, en muchos casos, estudios radiológicos y de laboratorio.

¿Qué tratamientos permiten obtener mejores resultados?

Una vez conocida la causa y dependiendo del tipo de vértigo la terapia puede variar desde tratamientos farmacológicos a quirúrgicos, además de los diferentes programas de rehabilitación que estamos realizando con excelentes resultados. La forma más frecuente de vértigo es el posi- cional, que se desencadena con los movimientos de la cabeza, sobre todo en la cama, produciendo una sintomatología aparatosa y desconcertante para muchos pacientes y que se elimina mediante maniobras físicas que se realizan en la consulta. Estos tratamientos resumen algunas de las alternativas de que disponemos en la actualidad y que permiten, junto a las medidas preventivas, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Hablemos de sordera ¿Qué tipos tienen mayor incidencia entre la población? ¿Qué relevancia adquiere su detección precoz?

Entre las causas más frecuentes están las producidas por infecciones, tapones de cera, malformaciones, otoesclerosis, enfermedad de Menière, presbiacusia (deterioro de la audición que se produce con la edad) y trauma acústico (pérdida de audición producida por el ruido). La detec- ción precoz de la hipoacusia adquiere especial relevancia en el niño, ya que para que pueda desarrollar el lenguaje con normalidad requiere una audición útil durante los dos primeros años de la vida, época en que se establece el lenguaje hablado. Por ello, disponemos de medios para estudiar la audición desde el nacimiento.

¿Qué pruebas realizan para valorar la audición?

El estudio de la audición se realiza tras examinar los oídos bajo microscopio, mediante pruebas subjetivas y objetivas que nos aportan datos en relación a si existe o no una alteración auditiva y, en caso afirmativo, de qué tipo y de qué grado. Las pruebas subjetivas están condicionadas por la colaboración del paciente y la experiencia del examinador, siendo la audiometría la prueba básica. Las pruebas objetivas no requieren la colaboración del paciente lo que las hace especialmente útiles en bebés y niños pequeños.

¿Qué soluciones proponen para recu- perar o corregir las pérdidas auditivas?

Las alternativas son variadas dependiendo del origen de la pérdida. Si la lesión se localiza en el oído medio, suele corregirse con fármacos o cirugía. Si se localiza en el oído interno o en el nervio auditivo pueden corregirse mediante audífonos o mediante implantes auditivos dependiendo de su grado. Estos tratamientos a veces se complementan con terapias de lenguaje. En los bebés es importantísimo que el tratamiento se inicie cuanto antes, a ser posible antes del sexto mes de vida. En relación a las personas mayores, me gustaría comentar que en general existe una tendencia a desestimar las repercusiones de la pérdida de audición o a considerarla algo inevitable asociado a la edad. Sin embargo, numerosos estudios demuestran diferentes formas de deterioro asociados a la sordera que podrían paliarse corrigiendo ésta.

Otras de las patologías que se tratan en su Unidad de Sordera y Vértigo son los acúfenos o percepción de zumbidos o pitidos en la cabeza ¿Cómo se diagnostican y tratan?

El acúfeno o tinitus es un motivo frecuente de consulta, siendo un síntoma común a varias patologías que siempre debe ser estudiado tratando su causa cuando se identifique. Aunque en muchos casos no reviste gravedad, puede llegar a afectar seriamente la calidad de vida del paciente. Es preciso valorar específicamente el acúfeno, incluyendo sus características (acu- fenometría) y su repercusión, para seleccionar la alternativa terapéutica más adecuada: tratamiento farmacológico, te- rapia de reentrenamiento, amplificación, bioestimulación y terapia psicológica. A veces se combinan varias terapias para obtener lo antes posible los mejores resultados.

¿Qué objetivos se ha marcado con su equipo de trabajo? ¿Cuál es su compromiso con el paciente?

Nuestro principal objetivo es dar un trato personalizado y humano a nuestros pacientes, poniendo a su disposición además de nuestra experiencia, los medios diagnósticos y las opciones terapéuticas más actuales en base a la puesta al día continuada de nuestro grupo de trabajo. Pretendemos también continuar y ampliar nuestra labor informativa a través de nuestra página web (www.sorderayvertigo.com), para que se comprenda la importancia del oído y de acudir al especialista en cualquier momento de la vida en que se planteen dudas acerca de su audición o de su equilibrio. Una prueba sencilla puede convertirse en una importante medida preventiva.