Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Nuevos tratamientos del acúfeno

El tratamiento del acúfeno crónico constituye un auténtico reto y aunque se han descrito y se utilizan como hemos visto una amplia variedad de tratamientos, hay un número significativo de pacientes que no obtienen una mejoría satisfactoria.

 

Ello ha motivado que en los últimos años hayan surgido nuevos tratamientos que amplían las posibilidades de mejorar los resultados, entre los que destacamos:
 


Terapia láser
Terapia magnética

Terapia láser

La terapia láser de baja energía, "low level laser therapy" (LLLT), está siendo utilizada para tratar múltiples alteraciones, desde lesiones musculo-esqueléticas, procesos inflamatorios y artríticos, lesiones nerviosas, cefaleas, neuritis, neuralgias, etc., incluyendo también el tratamiento de los acúfenos.

 

La LLLT para el tratamiento del acúfeno se utiliza en Europa desde hace años y más recientemente en USA. Aunque su mecanismo de acción no se conoce con detalle, se le atribuye la estimulación de mecanismos metabólicos que facilitan la producción de la energía celular necesaria para la reparación y regeneración de tejidos lesionados, como podría suceder en cócleas u oídos internos dañados, contribuyendo así a la reducción del acúfeno o tinnitus.

Utilizamos la terapia láser como tratamiento alternativo cuando el acúfeno no responde a otros tratamientos y/o en combinación con otras terapias dependiendo de los casos.

 

Terapia magnética

La terapia magnética se viene utilizando desde hace años para el tratamiento de una gran variedad de lesiones, patologías y enfermedades, aplicándose también recientemente como tratamiento para los acúfenos.

 

Dependiendo de la forma de aplicación del campo magnético, algunas técnicas pueden reducir el acúfeno mejorando el riego sanguíneo, aumentando la presión parcial de oxígeno y activando el metabolismo celular. Cuando se utiliza la estimulación magnética transcraneal (rTMS), se disminuye la hiperactividad de las neuronas del área de la corteza cerebral auditiva que causan algunos tipos de acúfenos mejorándolos, aunque esta técnica todavía no está implantada de forma generalizada. La terapia magnética la recomendamos en pacientes con acúfenos que no responden a otros tratamientos, como terapia combinada.

 

Conclusiones

El acúfeno puede ser consecuencia de múltiples condiciones patológicas a diferentes niveles de la vía auditiva.  Dada la variedad de causas, las dificultades diagnósticas y la variabilidad de resultados del tratamiento, disponer de diferentes alternativas terapéuticas nos da la posibilidad de mejorar el acúfeno e intentar obtener los mejores resultados, ya sea utilizando una sola terapia o, como sucede con relativa frecuencia, recurriendo a terapias combinadas.