Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Tipos de mareo

Introducción

El mareo puede ser de origen fisiológico cuando tiene lugar en personas sanas, y de origen patológico cuando lo producen enfermedades.

                                                                 

                                                                    MAREO

 

CARACTERÍSTICAS                                                                             TIPOS

 

MAREO FISIOLÓGICO

1.  Desorientación, nauseas, vómitos,          

     durante locomoción pasiva en vehículos                                   Cinetosis

 

2.  Inestabilidad, desequilibrio, sensación

     de caída, ansiedad o pánico en alturas                                     Vértigo de las alturas

 

MAREO PATOLÓGICO

1. Sensación de giro de objetos                                                       Vértigo

 

2.  Oscilaciones o desviaciones del cuerpo

     estando de pie o andando                                                            Desequilibrio

 

3.  Sensación momentánea de caída y

     pérdida de conciencia sin llegar a perderla                              Presíncope

     Caída brusca con pérdida momentánea de

     conciencia                                                                                        Síncope

 

4.  Visión borrosa y/o doble, desorientación,

     desequilibrio                                                                                    Mareo visual u ocular

     Movimiento de objetos en vaivén o

     de arriba abajo                                                                                Oscilopsia

 

5.  Mareo inespecífico, sin relación con los previos:

     sensaciones imprecisas de inseguridad-inestabilidad,       Mareo psicógeno

     flotar, embotamiento, respiración entrecortada                       

 

6.  Incluye varias de las sensaciones descritas, puede

     relacionarse con más de una causa o factor                            Multifactorial

 

 

Mareo fisiológico

Se produce cuando los receptores del oído interno, del ojo y de los músculos y articulaciones reciben estímulos externos inusuales a los que el organismo no se ha adaptado y, también, cuando la información proporcionada por dichos receptores es incongruente o conflictiva. Las formas más frecuentes de mareo fisiológico son: el mareo en medios de locomoción o cinetosis y el mareo o vértigo de las alturas.

 

La cinetosis tiene lugar cuando estando en un vehículo en movimiento se produce un conflicto entre la información visual y la vestibular, especialmente cuando el entorno visual se mueve acoplado al del sujeto (p.e., viajar en el asiento posterior de un coche o en la cabina cerrada de un barco), caracterizándose por sensación de mareo, malestar abdominal, sudor frío, palidez y, sobre todo, náuseas y vómitos.

 

El mareo o vértigo de las alturas, al igual que la cinetosis, es frecuente y se debe a estímulos fisiológicos externos. Ocurre cuando la distancia entre el observador y el objeto visible más próximo es demasiado larga, sin que su imagen se desplace suficientemente en la retina con los movimientos corporales como para detectarla visualmente. Ello desencadena un conflicto entre la ausencia de información visual en relación a dichos movimientos y la correcta información  que sobre los mismos proporcionan el sistema vestibular y el somatosensorial, dando lugar a inestabilidad, desequilibrio, sensación de caída y, a veces, náuseas. Las reacciones de ansiedad (p.e., fobia), asociada al vértigo de las alturas no es infrecuente, denominándose acrofobia al temor o angustia a estar a gran altura, pudiendo desencadenar crisis de pánico.

 

Mareo patológico

Es consecuencia de enfermedades que alteran el sistema visual, vestibular y/o somatosensorial y puede manifestarse espontáneamente o provocarlo determinados estímulos, siendo sus formas más frecuentes: vértigo, desequilibrio, presíncope (síncope), mareo visual u ocular, mareo psicofisiológico o psicógeno, y mareo multifactorial.

 

El vértigo se caracteriza por una sensación ilusoria de movimiento de los objetos del entorno, sobre todo en forma rotatoria o de giro, pero también en forma de desplazamiento lineal y de lateralización o inclinación.

 

El desequilibrio se caracteriza por la alteración de la estabilidad postural de pie o andando, con lateralizaciones o desviaciones corporales, que desaparece al sentarse o tumbarse.

 

Episodios de pérdida del control postural con falta repentina generalizada de fuerza, imposibilidad de mantenerse de pie, caída (si no se evita sentándose o tumbándose) y pérdida de conciencia de corta duración, se describen con el nombre de síncope, que en el lenguaje cotidiano es sinónimo de desmayo. Cuando la intensidad del mareo no llega a la pérdida de conciencia pero si a la sensación de que puede perderse en cualquier momento, se describe como mareo presincopal, que es sinónimo de vahído.

 

El mareo visual u ocular se caracteriza por visión borrosa y/o doble, con desorientación, sensación de movimiento en vaivén o de arriba hacia abajo de los objetos, desequilibrio, y, a veces, náuseas.

 

El mareo psicofisiológico o psicógeno es un mareo inespecífico que incluye sensaciones que no se corresponden con las anteriores y que se describen como inseguridad de pie, sensación de flotar, embotamiento, incertidumbre, dificultad para concentrarse, tener rara la cabeza, no ser uno mismo, miedo a salir a la calle, miedo a perder el control e incluso a morir, etc.; a menudo, algunas de estas sensaciones se manifiestan de forma continua durante largos periodos de tiempo (semanas, meses, e incluso años).