Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Tipos de vértigo

Introducción

Existen varios tipos de vértigo cuyas características están estrechamente relacionadas con los mecanismos que las producen. Identificar dichas características mediante la historia clínica es una parte importante de la investigación para el diagnóstico y tratamiento adecuados de pacientes con vértigo.

 

El vértigo puede ser espontáneo o provocado por varios mecanismos. Ambas formas pueden tener diferentes características dependiendo de la lesión y el mecanismo que los produce, pudiendo clasificarse en los siguientes tipos:

 

 

                        Vértigo espontáneo:

 

                                   Persistente o episodio único

                                   Recurrente

 

                        Vértigo provocado:

 

                                   Posicional

                                   Por ruido intenso

                                   Por presión en el CAE

                                   Por cambios de presión

 

 

Vértigo espontáneo

La interrupción o la disminución brusca de la actividad vestibular unilateral          (laberinto y/o nervio vestibular) produce un conflicto sensorial que el cerebro interpreta como una ilusión de movimiento o vértigo espontáneo.

 

Cuando la interrupción es brusca e irreversible se produce un vértigo persistentea veces en forma de episodio único durante varios días, a lo largo de los cuales tiene lugar una mejoría progresiva mediante mecanismos cerebrales de autorreparación funcional o compensación vestibular (p.e.: pacientes con neuritis vestibular, fractura laberíntica, etc.). Cuando la interrupción de la actividad unilateral es reversible e intermitente se trata de un vértigo recurrente,  cuyos episodios pueden durar de minutos a horas, mejorando al recuperarse una actividad expontánea laberíntica normal, sin que intervengan mecanismos de compensación vestibular (p.e.: pacientes con enfermedad de Menière, etc.). 


 

 

Vértigo provocado

Se produce como consecuencia de movimientos de la cabeza, ruidos intensos, presión en el conducto auditivo externo (p.e., explosiones), variaciones de presión en el oído medio (p.e., sonarse la nariz) y  aumento de la presión intracraneal (p.e., determinados esfuerzos físicos), mecanismos que provocan una asimetría en la actividad de ambos laberintos que da lugar a una sensación errónea de movimiento del entorno denominada vértigo.  

 

 

La forma más frecuente es el vértigo provocado por cambios de posición de la cabeza o vértigo posicional que aparece sobre todo en la cama, pocos segundos después de tumbarse, levantarse o  cambiar de posición, dura segundos y es consecuencia de alteraciones laberínticas en la gran mayoría de los casos (p.e.: vértigo posicional paroxístico benigno ó VPPB).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El vértigo provocado por ruido intenso y por variaciones de presión se asocia a determinadas condiciones que favorecen la transmisión de cambios de presión (presión sonora, presión en el CAE, presión en el oído medio y/o presión intracraneal), a los líquidos del oído  interno (p.e.: fistula perilinfática, dehiscencia del canal semicircular superior).