TRATAMIENTOS PARA LA SORDERA O PÉRDIDA DE AUDICIÓN

La sordera es la deficiencia sensorial más frecuente, siendo a menudo causa de discapacidad. Se estima que aproximadamente el 20% de las personas mayores de 18 años presentan alguna forma de sordera, que 1 de cada 1.000 niños nace con una perdida auditiva severa-profunda, y que 4-5 niños de cada 1.000 nacen con deficiencias auditivas de suficiente grado como para afectar significativamente a la adquisición de su lenguaje.

Existen además numerosas evidencias de que en general el número de casos de sordera va en aumento, sobre todo en los países más desarrollados.

El estudio de la audición varía en relación a la edad del paciente incluyendo pruebas de despistaje o screening neonatal, de diagnóstico precoz de la hipoacusia infantil, y pruebas de determinación de niveles o umbrales de audición, pruebas de discriminación verbal y pruebas de valoración de la vía nerviosa auditiva en niños y adultos.

La detección e intervención tempranas son fundamentales para minimizar las consecuencias de la pérdida de audición.

 

Salir de la versión móvil