Archivo de la etiqueta: audición

Día mundial de la audición, 3 de marzo de 2018

Escuchemos el futuro este es el lema que propone este año la Organización Mundial de la Salud (OMS). Con esta celebración la OMS quiere concienciarnos acerca de los problemas de audición y como prevenirlos.

La OMS informa de que 360 millones de personas viven con pérdidas auditivas incapacitantes y que el número de personas en riesgo de sufrir pérdidas auditivas va en aumento: unos 1.100 millones de personas de entre 12 y 35 años en parte debido a la mayor exposición a sonidos recreativos demasiado fuertes.

dia mundial de la audicionDestaca que el 60% de los problemas de audición infantiles pueden prevenirse o recibir ayuda muy temprana. Debido a que la audición es esencial para poder hablar, estudiar, participar en la vida social, tener acceso a una mejor situación laboral, etc., la pérdida de audición, sobre todo en países en vías de desarrollo, es un serio obstáculo para los niños.

Conviene recordar las causas de pérdida de audición y de sordera que nos indica la OMS y que divide en congénitas y adquiridas.

Causas congénitas que pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto, entre ellas:

  • rubéola materna, sífilis u otras infecciones durante el embarazo;
  • bajo peso al nacer;
  • asfixia del parto (falta de oxígeno en el momento del parto);
  • uso inadecuado de ciertos medicamentos como aminoglucósidos, medicamentos citotóxicos, antipalúdicos y diuréticos;
  • ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del recién nacido.

Causas adquiridas que pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad.

  • algunas enfermedades infecciosas, como la meningitis, el sarampión y la parotiditis;
  • la infección crónica del oído;
  • la presencia de líquido en el oído (otitis media);
  • el uso de algunos medicamentos, como los empleados para tratar las infecciones neonatales, el paludismo, la tuberculosis farmacorresistente y distintos tipos de cáncer;
  • los traumatismos craneoencefálicos o de los oídos;
  • la exposición al ruido excesivo, por ejemplo en entornos laborales en los que se trabaja con maquinaria ruidosa o se producen explosiones;
  • la exposición a sonidos muy elevados durante actividades recreativas, como el uso de aparatos de audio personales a un volumen elevado durante períodos prolongados de tiempo, o en bares, discotecas, conciertos y acontecimientos deportivos;
  • el envejecimiento, en concreto la degeneración de las células sensoriales; y
  • la obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.

En los niños, la otitis media crónica es una causa común de pérdida de audición.

¡Cuidemos nuestra audición y la de nuestros niños!

Si nota cualquier problema en su audición, si cree que no oye bien, ¡NO SE ABANDONE, ACUDA A UN ESPECIALISTA ORL!

 

Belén Lombardero,

Audióloga.

https://www.sorderayvertigo.com/test-de-audicion-2/

Alarmante aumento de la hipoacusia en jóvenes

Este estudio no fue diseñado para averiguar las causas de la hipoacusia (pérdida de la audición), se observa una mayor prevalencia en chicos que en chicas así como en jóvenes de familias con pocos recursos económicos.

Alarmante aumento de la hipoacusia en jóvenes
Alarmante aumento de la hipoacusia en jóvenes

El Dr. J. Shargorodsky y sus colaboradores del Brigham and Women’s Hospital de Boston, publicaron el 18 de agosto de 2010 en el Journal of the American Medical Association, los resultados de un estudio sobre la prevalencia de la pérdida auditiva en adolescentes de Estados Unidos de 12 y 19 años de edad. El estudio revela que la prevalencia de la pérdida de audición aumentó alrededor de un 30% en un grupo de 1.771 adolescentes evaluados en el periodo de 2005 a 2006, en comparación con otro grupo de 2.928 evaluados de 1988 a 1994. Además, 1 de cada 5 adolescentes presentaban pérdida auditiva en el periodo de 2005 a 2006.

Los autores concluían que “se necesitan más estudios para determinar las razones de este aumento y para identificar los factores de riesgo potencialmente modificables para prevenir el desarrollo de la pérdida auditiva”.

Sordera